NIÑOS AUTISTAS Y LA EXPRESIÓN ARTÍSTICA

NIÑOS AUTISTAS Y LA EXPRESIÓN ARTÍSTICA

¿Qué pasaría si te dijeran que la integración de la expresión artística no solo puede animar tu clase, sino también ser un salvavidas para niños autistas?

No hay dos niños autistas iguales

Hay un dicho que dice: "Si has conocido a una persona con autismo, has conocido a una". Y es que como una persona en el espectro del autismo puede ser muy verbal, otra puede ser no verbal. Como una no puede tolerar el tacto, otra puede ser extremadamente táctil.

Pregúntele a cualquier educador que haya dado la bienvenida a algún estudiante con autismo en su clase, y encontrará que no existe una fórmula establecida para asegurar el éxito académico. Cuando a un docente se le encarga enseñar a cualquier estudiante en el espectro autista, probablemente se encontrará entre dos aguas: la idea de adherirse a rutinas predecibles al tiempo que trata de pensar nuevas estrategias.

Niños autistas: un diagnóstico TEA afecta al aprendizaje social

Debido a que el trastorno del espectro autista afecta la comunicación y el comportamiento, un diagnóstico de TEA puede plantear desafíos únicos para el aprendizaje social. Los intereses limitados y los comportamientos repetitivos a menudo afectan la capacidad de una persona para funcionar en un entorno escolar.

¿No sería fantástico si existieran protocolos para incorporar patrones reconocibles y rutinas reconfortantes en la entrega de contenido, al tiempo que brinda oportunidades estimulantes para el descubrimiento dirigido por los estudiantes? Incluso los profesores sin experiencia previa en las artes pueden utilizar eficazmente el arte visual y la música para lograr los objetivos de aprendizaje con los estudiantes independientemente de su capacidad.

El profesorado no especialista se muestra reticente

Como maestra de música de la escuela primaria, disfruto ser fundamental para ayudar a los niños a expresarse. Cuando mi escuela recibió una subvención para implementar la expresión artística en la escuela, ¡mis colegas especialistas y yo estábamos encantados! Los coloridos pasillos llenos de pinturas de los estudiantes y la música que salía de cada puerta parecían un ambiente ideal para el aprendizaje comprometido.

Sin embargo, algunos de nuestros colegas de educación general estaban menos entusiasmados. Con tanto enfoque en las pruebas estandarizadas, muchos se mostraron reticentes a "perder el tiempo". A algunos les preocupaba su capacidad para incorporar la expresión artística de manera eficaz y se preguntaban si sería mejor dejar a los expertos la utilización de herramientas artísticas. Estas preocupaciones no son infrecuentes para aquellos que no están familiarizados con la expresión artística.

Qué se entiende por integración de la expresión artística

El Centro de Artes Escénicas John F. Kennedy define la integración de la expresión artística como “un enfoque de la enseñanza en el que los estudiantes construyen y demuestran comprensión a través de una forma de arte. Los estudiantes participan en un proceso creativo que conecta una forma de arte y otra área temática y cumple con los objetivos de evolución en ambas ".

Reconocer que las artes pueden proporcionar procesos útiles para el aprendizaje y dejar de lado las expectativas de productos terminados perfectos es esencial para implementar la integración de las artes con éxito. Esta ideología de “proceso sobre producto” es la razón por la que las prácticas artísticas resuenan bien con los estudiantes que luchan con el pensamiento abstracto, pero se sienten más en sintonía con los objetivos lineales.

Formas de ayudar a niños autistas con la expresión artística

Profundicemos en las formas específicas en las que dibujar, responder a imágenes y participar en la música pueden impactar positivamente las necesidades comunicativas, emocionales y sensoriales de los estudiantes en el espectro del autismo en su clase.

Dibujo y niños autistas

El dibujo puede ayudar a los niños con autismo a transmitir pensamientos y sentimientos que de otro modo podrían tener dificultades para comunicarse. Sin embargo, el desarrollo de la motricidad fina a menudo se retrasa en las personas con TEA.

Dado que el dibujo ayuda a desarrollar la coordinación, la instrucción paso a paso, el seguimiento o el apoyo de la mano al hacer un borrador de un organizador gráfico o un mapa pueden ser extremadamente beneficiosos. El valor de utilizar el dibujo como herramienta de aprendizaje puede ser considerable, ya que los estudios sobre el autismo han encontrado conexiones entre el desarrollo motor fino y la habilidad del lenguaje expresivo.

Una tarea que requiera dibujar el escenario de un capítulo de una historia en particular puede ser preferible a describirlo o escribirlo. Esta tarea permite al alumno recordar y representar detalles de una manera que evita los desafíos de acceder al lenguaje para poder ser entendido. La extensión o evaluación de la lección puede implicar etiquetar elementos y hacer predicciones utilizando la atención conjunta, que es preferida por muchos autistas al contacto visual directo.

Responder a las imágenes

Aunque algunas personas con autismo son muy verbales, el lenguaje matizado puede resultar confuso. Muchos prefieren la comunicación pictórica. Las ayudas visuales ayudan a ilustrar nuevos conceptos, haciéndolos parecer instantáneamente accesibles. Imagínese la importancia de presentar material académico en forma visual a un niño afectado con autismo.

Las estrategias de pensamiento visual (VTS o Visual Thinking Strategies en inglés), es un método de enseñanza basado en la indagación que es adoptado por los defensores de la integración de la expresión artística y puede aplicarse en cualquier área temática. La práctica de VTS implica mostrar una imagen, como una pintura, un póster, la portada de un álbum, una ilustración de un libro, etc., y pedir a los estudiantes que saquen conclusiones basadas en evidencia basada en texto (el contexto es la imagen).

Los aspectos principales del protocolo de enseñanza VTS incluyen tres preguntas clave:

¿Qué está pasando en esta imagen?

¿Qué ves que te hace decir eso?

¿Qué más podemos encontrar?

El uso de esta técnica permite al alumno concentrarse en información fácilmente identificable. El alumno puede conectar bits de información para profundizar la comprensión y trabajar para inferir y deducir con apoyo. Es posible que se sorprenda al descubrir cuán emocionalmente conscientes pueden ser muchos pensadores concretos. A menudo notan detalles que otros pasan por alto.

Música y niños autistas

A algunos niños del espectro les gustan los patrones y ritmos de la música o los cánticos, y pueden beneficiarse del contenido de aprendizaje en forma de canción. Hacer música o cantar junto con sus compañeros le da al niño con TEA un papel para jugar que es predecible y fácil de completar, pero al mismo tiempo creativo, expresivo e inclusivo.

Aunque el trastorno del procesamiento sensorial, que a menudo se asocia con el autismo, puede plantear desafíos para la incorporación de la música en el aula, he descubierto que algunas estrategias pueden ayudar a desarrollar una tolerancia saludable a los estímulos sonoros:

Al reproducir canciones o acompañamientos en dispositivos, dele al estudiante el control sobre el botón de encendido y/o el volumen. Muy a menudo, la imprevisibilidad de cuándo se producirá el sonido provoca más estrés que el sonido en sí.

Si usa instrumentos musicales en el aula, explore el timbre (la calidad del tono o el "color" del sonido que produce cada instrumento). Los sonidos brillantes y penetrantes pueden ser irritantes, por lo que podría ser una buena idea limitar el uso de metales como triángulos y platillos. Por el contrario, pueden ser novedosos y llamar la atención, cortar otros ruidos confusos y tal vez los preferidos por algunos.

Niños autistas y expresión artística: oportunidad para aprender a socializar

Hay muchas formas en que el aprendizaje integrado en las artes puede ayudar a los autistas a involucrar sus habilidades expresivas y alimentar hábitos de apertura para la socialización. Las artes brindan oportunidades para la toma de decisiones independiente. Los estudiantes que se involucran en la creatividad regularmente toman decisiones personales relacionadas con el color, los medios y el contenido.

El ámbito artístico fomenta la capacidad de atención y el desarrollo de habilidades sociales al requerir el uso y el intercambio de herramientas con otros. Las herramientas en sí mismas brindan un impulso tangible para mantenerse concentrado en la tarea.

Ahora soy testigo de cómo los educadores amplían su capacidad para enseñar. Observo cómo se disipan los mitos de los individuos con autismo que carecen de individualidad y emoción. Sobre todo, veo el mundo del arte ayudando a los estudiantes especiales a conectarse con el mundo, utilizando modos que son accesibles para ellos.

guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios