La mujer con discapacidad

La mujer con discapacidad

Os presentamos un artículo sobre la mujer con discapacidad de nuestra colaboradora Karelys Zambrano. En él se abordan los retos a los que se enfrentan las mujeres no sólo por el hecho de serlo, sino también por tener alguna discapacidad.

Las mujeres, en general, a lo largo de los años, hemos alcanzado posiciones destacadas en la sociedad en los distintos roles que desempeñamos. No obstante, para acceder a ellas, probablemente cada una de nosotras ha tenido que vencer obstáculos de toda índole, siendo el más común de ellos la discriminación.

¿Cuántas de ustedes en su experiencia propia no han sufrido actos de discriminación al querer acceder a una posición relevante en sus distintos lugares de trabajo? Y, en el caso de no haberles ocurrido a ustedes, ¿Cuántas de ustedes no conocen historias cercanas de este tipo?

Los retos de la mujer con discapacidad

Estas situaciones se presentan todavía, a pesar de encontrarnos en el siglo XXI, y muy a pesar de que muchas hayan demostrado con creces su valía en el desempeño de sus funciones. Sin embargo, quiero ir un poco más allá y referirnos a la mujer que, conviviendo con alguna discapacidad, ha de soportar una doble discriminación: como mujer, y como persona con una condición añadida.

De esta manera se puede afirmar que la realidad que vive una mujer que posee alguna discapacidad no es fácil, partiendo de la escasa accesibilidad en el entorno, así como las dificultades que impone la misma sociedad y que le impiden el desarrollo de una vida libre e independiente.

Este tipo de dificultades pueden afectar a cualquier persona independientemente de su sexo, sólo por el hecho de vivir con una condición añadida que haría pensar en un primer momento a quien lo observe, que esta persona no sería capaz de incorporarse a la vida productiva de un país; no obstante, dedicaré estas líneas a hablar de las dificultades de las mujeres con discapacidad.

Así se puede observar que no es solo la falta de accesibilidad lo que impide a una mujer con discapacidad su progreso en su rol estudiantil y posteriormente el profesional y en su vida personal, sino que también existe una importante ausencia de información que debe ser facilitada de forma oportuna a la ciudadanía, con el objetivo primordial de despertar inquietudes sobre ésta materia, para que la sociedad en general pueda entender que una discapacidad no es sinónimo de inutilidad, y que una mujer que vive con esta condición, tiene plenos derechos de integración a la vida familiar, recreativa, estudiantil y laboral, así como a disfrutar de una vida en pareja y a tener hijos si así lo desea.

Hellen Keller, ejemplo de mujer con discapacidad

Son muchas las mujeres que, pese a vivir con la falta de uno de sus sentidos, han alcanzado celebridad mundial, siendo, sin duda alguna, el ejemplo más significativo el de Helen Keller, la cual, entre finales del siglo XIX y principios del XX fue una reconocida escritora, destacada activista política y oradora de orden, que no impidió su doble discapacidad visual y auditiva, hasta el punto de que por su encomiable labor le fue otorgada por el presidente de los estados Unidos la medalla presidencial de la libertad en 1964, además del gran honor de que, a partir de 1980, al cumplirse un siglo de su nacimiento, el día 27 de junio es decretado como el día de Helen Keller.

Evidentemente Helen Keller pertenece a la categoría de los genios (no cabe duda), pero, sin una atención, educación e instrucción especiales, como las que le dispensó su Maestra Anne Sullivan, ese gran talento que fue Helen Keller habría pasado desapercibido para el mundo.

Del mismo modo, en la actualidad son muchas las mujeres con discapacidades diversas que buscan abrirse paso en la sociedad a través de distintas profesiones. Mujeres que probablemente no estén en posesión de las dotes intelectuales de Helen Keller, ni llegarán nunca a alcanzar su renombre, pero que su trabajo es valioso ya que nunca han cejado en el empeño de esforzarse para alcanzar sus objetivos y así nos encontramos mujeres con disminuciones físicas o sensoriales que son periodistas, profesoras universitarias, abogadas y con múltiples facetas a desarrollar; y que además de ello cumplen sus roles como hijas, esposas, madres y amas de casa.

Para finalizar, aunque son muchos los obstáculos que tenemos que resolver día a día como consecuencia de los prejuicios que aún se mantienen muy arraigados entre quienes piensan que padecer una disminución constituye una limitación para el desarrollo integral de la persona que posee la condición discapacitante, debido a la poca información que se tiene sobre el tema, pues, lamentablemente, sólo la persona afectada por esta situación, o quien tiene en su entorno a una persona con esta condición es la que se preocupa por la búsqueda de la integración.

Las mujeres con discapacidad en su gran mayoría no nos damos por vencidas y en forma individual o conjunta diseñamos estrategias que permitan visibilizarnos, con el fin de ser incorporadas a los distintos espacios buscando el reconocimiento de nuestros derechos de una vida libre e independiente donde sea posible la toma de decisiones y la integración.

Con el trabajo en conjunto, el respeto, la solidaridad y el apoyo, unido con la colaboración de los países, las instituciones y la sociedad en general lo podemos lograr.

Podéis contactar con Karelys Zambrano a través de su Facebook, Twitter o correo electrónico.

Facebook de Karelys Zambrano

Twitter: @karejesenia

Correo electrónico: [email protected]

TifloEduca no se hace responsable de las opiniones vertidas en los comentarios de noticias, artículos de opinión, imágenes, vídeos… y, en definitiva, material, ya sea multimedia, visual, sonoro o texto enviado por los usuarios y visitantes de esta página web, procediendo a ser desactivado dicho material cuando se considere oportuno.

guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios