EXPERIMENTO SOBRE ECOLOCALIZACIÓN

EXPERIMENTO SOBRE ECOLOCALIZACIÓN

La ecolocalización se ha utilizado como una forma de navegar para las personas con discapacidad visual. A pesar de la utilidad de esta habilidad, pocos discapacitados visuales han aprendido a usar la ecolocalización. Ahora, sin embargo, los investigadores dicen que los humanos pueden aprender la ecolocalización en tan solo 10 semanas, gracias a un experimento.

Participantes en el experimento de ecolocalización

Los investigadores realizaron el experimento con 12 participantes que habían sido diagnosticados como ciegos a una edad temprana. También incluyeron a 14 personas que no tenían problemas con la vista en el experimento.

En qué consistía el experimento

Enseñaron a los participantes cómo usar la ecolocalización en el transcurso de 20 sesiones de capacitación. Cada sesión de entrenamiento duraba entre dos y tres horas, dicen los investigadores.

Pasaron 10 semanas enseñando a los participantes a navegar por laberintos virtuales, todos con intersecciones en T, curvas en U e incluso zigzags.

Resultados del experimento sobre ecolocalización

Como resultado de la enseñanza, los investigadores dicen que todos los participantes, tanto ciegos como videntes, aprendieron la ecolocalización y mejoraron considerablemente en la ecolocalización basada en clics.

Al final del experimento, durante las dos últimas sesiones, todos los participantes mostraron una mayor aptitud para usar la ecolocalización para navegar por los laberintos, incluso en uno por el que no habían navegado antes.

Los investigadores encontraron que los participantes del grupo se habían desempeñado de la misma manera que las personas que habían estado usando la ecolocalización durante años. Como tal, parece que los humanos pueden aprender la habilidad de manera efectiva, incluso en un corto período de tiempo.

La ecolocalización, una nueva forma de moverse

Sin embargo, ¿qué hace que el aprendizaje de la ecolocalización sea tan atractivo? Bueno, para empezar, ya hemos visto lo efectivo que puede ser en el mundo animal. Los murciélagos, los delfines, las ballenas y algunas otras criaturas, como las focas, dependen de la ecolocalización para navegar por el mundo de diferentes maneras. Y, si la habilidad se puede enseñar a los humanos en poco tiempo, podría ser una nueva forma de moverse para las personas con discapacidades.

La ecolocalización ofrece una gran cantidad de ayuda a los humanos. A medida que envejecemos, nuestra vista es solo uno de los sentidos que comienzan a entorpecerse. Mientras lo hace, puede volverse más difícil navegar por el mundo que nos rodea.

Los investigadores han probado la viabilidad de la ecolocalización basada en clics en el pasado. Sin embargo, esta es la primera vez que los experimentos incluyen a personas ciegas y de varias edades. Ahora que sabemos que tanto las personas ciegas como las videntes pueden aprender la ecolocalización. Tal vez podamos encontrar nuevas formas de ayudar a las personas con problemas de visión a moverse más fácilmente.

guest

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios