IDENTIFICACIÓN ACCESIBLE Y DISCAPACIDAD VISUAL

IDENTIFICACIÓN ACCESIBLE Y DISCAPACIDAD VISUAL

La identificación accesible de objetos fue posible hace aproximadamente una década, cuando la comunidad con discapacidad visual acogió con entusiasmo la presentación de varios lectores de UPC (códigos de barras) y QR que podrían usarse en casa o en el trabajo para acceder a la misma información del producto con el habla.

Uso de códigos de barras para identificación accesible

Durante varias décadas, el Código Universal de Producto, también conocido como “código de barras” (UPC, por sus siglas en inglés), una franja de barras verticales negras con espacios en blanco impresos en los envases de productos, ha ayudado a acelerar nuestro camino a través de las líneas de pago, donde los cajeros utilizan unos lectores láser especiales para escanear los códigos.

Cada UPC corresponde a un número único de 12 dígitos que se asigna a un nombre de producto, precio y otra información útil almacenada en una base de datos. Cuando se escanea un UPC, el código coincide con el producto y la información de la base de datos del producto se muestra en la caja registradora y se imprime en su recibo.

Uno de los primeros dispositivos en utilizar la tecnología UPC para ayudar a las personas con discapacidad visual a identificar productos fue i.d.mate (actualmente descatalogado), de EnVision America.

Cómo funcionan los lectores de códigos de barras

Estos dispositivos incluyen un lector láser de baja potencia que, cuando se pasa sobre una lata, caja u otro producto, localiza y captura el UPC. Un procesador integrado contiene una base de datos con información sobre millones de productos, casi cualquier cosa que pueda comprar en una tienda de comestibles, ferretería, papelería u otra tienda. Estas bases de datos a menudo pueden incluir información como el tamaño de las porciones, las instrucciones de cocción y similares, y una vez que el dispositivo dice la marca y el nombre del producto, también puede incluir esta información adicional.

Hoy en día, los usuarios de teléfonos inteligentes y tabletas también tienen una serie de aplicaciones de lectura de códigos de barras entre las que elegir. Muchos de los más populares, incluidos Google Goggles para Android, son gratuitas. Otras, como Digit-Eyes para iPhone, iPad y iPod touch, fue diseñada desde cero para ayudar a las personas con discapacidad visual y no es gratuita, aunque su coste no es desorbitado: unos 9 €.

Uso de códigos QR para identificación accesible

También puede usar las mismas aplicaciones móviles mencionadas anteriormente para el escaneo UPC para leer códigos QR. Muchas personas con discapacidad visual usan este sistema para etiquetar e identificar todo, desde ropa en el armario hasta carpetas en un archivador. Los códigos QR aparecen en todo, desde anuncios de revistas hasta la puerta principal de su restaurante favorito.

Una de las razones del rápido aumento de su uso es el creciente número de personas que llevan teléfonos inteligentes, que son ideales para leer códigos QR. Los códigos QR pueden transmitir muchos más datos que un código UPC estándar y no existe una base de datos de productos ya que el código QR contiene su información dentro del código mismo.

Los códigos QR son de uso universal

Cualquiera puede crear y utilizar un código QR, y muchas personas ciegas los utilizan para etiquetar artículos para su posterior identificación.

Incluso puede comprar etiquetas de códigos QR lavables para su guardarropa. Estas etiquetas pueden ser muy útiles cuando necesita distinguir el jersey rojo del azul, o los pantalones grises de los blancos.

Los usuarios de Android pueden leer códigos QR con varias aplicaciones gratuitas. Uno de los más populares es Google Goggles, que no solo lee códigos QR y UPC, sino todo tipo de artículos sin etiqueta de la tienda, en la casa y en el trabajo.

guest

2 Comentarios
Más antiguo
Más reciente Más votado
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
brígida
brígida
4 meses hace

El artículo me resulta más que interesante.